lunes, 8 de julio de 2013

Bob Marley, Maradona y los sueños de los dioses

Dios está entre nosotros pero solo puede verlo la gente que primero aprende a escuchar y a abrir la mente. Existe gente poseída por el diablo entonces ¿no puede haber gente poseída por Dios? El mensaje de Bob es paz, amor y tolerancia y ese es el mensaje de Dios y la gente no escucha ese mensaje porque las religiones hacen mucho ruido. Marley solucionó eso e hizo música para que la gente escuche el mensaje todo el tiempo y en cualquier parte, no necesariamente tiene que haber una iglesia bañada en oro para hablar de amor y paz. La amistad es un templo de oro para cantar y bailar. Pero Dios también quería jugar al fútbol y eligió el cuerpo de Maradona para satisfacer sus necesidades. Esto demuestra que los dioses son perfectos y que despiertan amores y odios. Maradona era futbolista y, siendo objetivos, no hay dudas de que Diego era un Dios dentro de la cancha. Los que odian a Maradona lo odian por lo que hace afuera de la cancha y el que lo ama, lo hace por como jugaba al fútbol y realmente era perfecto. Los que lo aman están adorando a Dios cuando juega al fútbol. Los dioses también se pueden divertir y nosotros somos productos de sus sueños. Uno de los dioses soñó que jugaba un mundial y lo ganaba con la camiseta argentina y ese sueño tomó la forma de Diego Armando Maradona. Y cada uno tiene su propio Dios que nos sueñan y nos ponen en el camino infinitas cantidad de señales para que explotemos nuestros talentos y potenciales para que ese sueño sea magnífico. Se imaginan al Dios que soñó ganar el mundial contandole a los demás dioses su hazaña? Tomando merca seguramente pero eso no cambia absolutamente nada. La única forma de ser poseído por Dios es abriendo la mente....